Haga clic aquí para desactivar el seguimiento de Google Analytics

Fundamentos del Análisis

Fundamentos del Análisis

Fundamentos del Análisis

 

 

El inversor minorista debe ser consciente de que acude al mercado en desigualdad de condiciones, donde todos intentarán hacerse con su dinero, desde instituciones donde trabajan mentes muy brillantes y destacadas en matemáticas, informática, física, psicología, economía… con amplia experiencia, conocimientos, información, capital a su disposición y tiempo, hasta ordenadores que operan de forma automática en fracción de segundos.

 

Por eso no es de extrañar que la gran mayoría de inversores pierdan lo que unos pocos ganan. No puede hacer las cosas como los demás, porque ¡obtendrá los mismos resultados! Esto me lleva a una conclusión; por mi condición de inversor minorista tengo limitadas mis herramientas, que además están disponibles para todo el mundo; así que tendré que usarlas de forma NO convencional.

 

“El análisis hecho por y para el inversor minorista que busca rentabilizar sus ahorros”

 

El precio de cotización tras el cierre de sesión, es un dato objetivo y gratuito. Representa el consenso de compradores y vendedores en un momento dado, aunque ese consenso sea inducido. Su comportamiento a largo plazo (más de dos años), generalmente es muy difícil de manipular. El precio se mueve dibujando tendencias por expectativas, que están muy influenciadas por los sentimientos humanos en cada momento y no siempre son racionales. En el muy corto plazo, los grandes inversores institucionales necesitan influir en los movimientos del precio, en las informaciones y datos que se publican para condicionar las expectativas y sentimientos de los demás, moviendo el mercado para crear así la liquidez que necesitan y conseguir contrapartida en sus voluminosas operaciones que tratan de ocultar por todos los medios.

 

Soy consciente de que el mercado no es causal, sino que es reactivo, cambiante, dinámico. El precio tiende a moverse en la dirección en la que encuentra mayor volumen, es movido arriba y abajo, haciendo pruebas hasta encontrar su camino. Puede hacer cualquier cosa, es inútil tratar de adivinar o adelantarse. Por eso me centro en lo que está haciendo en cada momento, adaptando el análisis con cada nueva sesión, estudiando la evolución del precio a lo largo de los años como base principal y con el apoyo secundario de otras herramientas clásicas del Análisis Técnico Profesional. Especializándome en su estudio con una perspectiva crítica que trata de separar lo útil de lo inútil.

 

Basándome en los datos estadísticos obtenidos, proyecto los escenarios más probables en aquellos valores que muestran un comportamiento de mayor fiabilidad y potencial. Esto no significa que el escenario más probable es el próximo movimiento que se va a desarrollar; sino que marca las Zonas de Control donde voy a esperar al precio, así como el comportamiento teórico más previsible para poder basar mis decisiones operativas en datos objetivos de probabilidad. El escenario proyectado cambia con el Mercado, mis decisiones operativas también deben hacerlo, pues las probabilidades van cambiando. No se trata de adelantarse ni adivinar, no es una Predicción (acertar algo que aún no ha ocurrido), es una Previsión (establecer la situación más probable a fin de tomar decisiones operativas que tratan de prevenir o minimizar una pérdida potencial) combinada con una buena Gestión de las operaciones.

 

Como “inversor minorista” no tiene tiempo ni dinero para malgastar, así que en cinco minutos le muestro unas pautas esenciales y lógicas para establecer el escenario más probable, midiendo y comprobando su fiabilidad.

 

Lo más importante de los niveles relevantes, es que son Zonas de Control Operativas. NO es que tengan la obligación de funcionar próximamente como soporte o resistencia, sino que son puntos de inflexión, porque son precios en los que el Mercado reacciona y cuando se rompen significa que se ha producido un cambio de expectativas y en el futuro funcionarán al contrario de cómo venían haciéndolo, motivado por los inversores que se equivocaron y ven en esa zona de precios la oportunidad de salir airosos de su error.

 

Las Zonas de Control hacen que la Tendencia no sea lineal, sino que dibuje zigzag con picos y valles donde se ponen a prueba los unos a los otros, provocando reacciones en el precio hasta encontrar el lado del Mercado con menor oposición. Se suceden batallas entre compradores y vendedores, donde vencen los que más capital emplean para mover el precio en una u otra dirección. Evitar la contienda salvaguardando el capital para al final unirse al equipo vencedor es la decisión que toman los más inteligentes.

 

Cuando un valor sube durante años, los más inteligentes desean comprar, los pocos inversores que están dispuestos a vender solo lo hacen a precios cada vez más altos. Por eso sube y sube, con sus típicos zigzag aprovechando cada valle para comprar a buen precio, hasta que cambian las perspectivas y esto queda reflejado en el gráfico con un cambio de tendencia.

 

Lo mismo ocurre, pero en sentido contrario, cuando un valor cae en Bolsa durante años, los más inteligentes desean vender, los pocos inversores que están dispuestos a comprar solo lo hacen a precios cada vez más bajos. Por eso baja y baja, con sus típicos zigzag aprovechando cada cresta para vender y salir airosos, hasta que sus expectativas cambian y esto queda reflejado en el gráfico con un cambio de tendencia.