Método de Inversión

Método de Inversión

Método de Inversión

 

 

¿En qué consiste un método de inversión?

 

 

Un Método o Sistema de Trading es mucho más que un conjunto de normas, aunque también, que guiarán al inversor a la hora de operar en los mercados, eliminando miedos, indecisiones, impaciencia, avaricia, rabia, deseos de venganza, etc. Estas normas establecen de forma inequívoca las respuestas a ¿con qué activo financiero?, ¿cuándo? y ¿cómo? entrar y salir del Mercado.

 

Mi Método está basado en lo que me funciona a mí. Esto es lo más importante y lo que debe quedar muy claro. No se trata de un sencillo sistema de señales de entrada y salida que pueda explicar en unas líneas. Utilizo un conjunto de herramientas que el Análisis Técnico Profesional pone a disposición de aquellas personas que estén dispuestos a estudiar e investigar (ensayo-error), especializándose cada cual en función de sus propias experiencias.

 

Expondré aquí lo imprescindible y necesario. Puede profundizar leyendo los Artículos que voy publicando para comprender la filosofía, consejos y experiencias que dan forma a este Método de Inversión.

 

 

1. Características.

 

 

business_grupPara que pueda ser consultado por el público en general, y llegue a ser útil para el mayor número posible de inversores e inversoras, usaré este Método personal a cierre de Mercados. Trata de cazar tendencias compaginando estrategias de Swing Trading (largos y cortos) de muy corto plazo (duración de días a semanas), con estrategias más duraderas para corto (duración de semanas a meses), medio (de meses a 2 años) y largo plazo (varios años), en función de la situación de mercado. Se basa mayoritariamente en análisis técnico profesional y combina sistemas semidiscrecionales y estadísticos. Da total prioridad a la gestión del riesgo y está fundamentado en el concepto de esperanza matemática positiva. No usa apalancamiento y opera con acciones y ETFs de Mercados Regulados, que tengan una buena liquidez, poca volatilidad y que se comporten mejor que la media del mercado.

 

Trata de cortar las pérdidas cuanto antes y deja correr los beneficios. Por este motivo es muy común que en los primeros meses o incluso primer año los resultados materializados arrojen pérdidas, mientras que los beneficios latentes van creciendo hasta superar dichas pérdidas. Los beneficios se encuentran a largo plazo. Es cuestión de dar tiempo a las operaciones ganadoras para que multipliquen el capital invertido, ya que las probabilidades están a favor. Todo inversor debe soportar pérdidas sin que nublen su juicio, convivimos con ellas, la única solución es limitarlas en cada operación, máxime cuando el resultado de las estrategias es aleatorio, nadie sabe cuál saldrá bien y cuál saldrá mal. Debemos pensar en probabilidades, utilizo estrategias con una alta fiabilidad, pero nunca con seguridad al 100 %. Piense en una serie histórica de resultados a lo largo de un periodo de tiempo determinado, puede calcular la probabilidad de las ganadoras, las perdedoras y las que salen sin beneficio ni pérdida, pero no puede predecir el orden en el que se presentarán cada una de ellas.

 

Lo más importante para ganar de forma consistente en Bolsa es, (y en el siguiente orden):

  1. Psicología: Disciplina y paciencia, para cumplir estrictamente las normas marcadas por el sistema o método de inversión y permitir un número de operaciones suficiente para que dé sus frutos.
  2. Gestión: Una Gestión Monetaria y del Riesgo adecuada.
  3. Sistema: Un Método de inversión lógico, probado y ganador (pone las probabilidades a favor).

 

silhouettes-816492_640

 

 

La creación, desarrollo y detalles de un Método de inversión es una cuestión muy personal, por eso comparto solo lo que al fin y al cabo puede ser útil a los demás, el resultado de la selección de activos, señales de compra, de venta y la estrategia a ejecutar. Y lo suministro en el Boletín y en el seguimiento de la operación con comentarios y videos sobre su evolución.

 

 

 

Es muy importante que se cumpla y se tenga en cuenta lo siguiente, como una norma inquebrantable:

  • El Riesgo debe estar siempre bajo control, las pérdidas deben ser conocidas y limitarse en todas las operaciones mediante órdenes de Stop de pérdidas (bien automáticos, si psicológicamente le cuesta mucho cortar pérdidas, o bien mentales si es lo suficientemente disciplinado para ejecutarlos). El tamaño de cada operación (número de títulos) se calcula en base a la distancia a la que está el Stop, de forma que en ninguna estrategia se pierda más del 2 % del capital total que tenemos para la cartera de valores, incluyendo los gastos de la compraventa.

 

Además como recomendación:

  • Es aconsejable diversificar. Dependerá de cada situación, pero como un modelo ideal; sería tener valores de distintos sectores y mercados en cartera, o varias carteras, asumiendo un riesgo conjunto y simultáneo máximo del 7-8 % (7 u 8 valores a la vez en cada cartera). Por ejemplo, supongamos un contexto alcista, dejaríamos entre un tercio y una décima parte en liquidez. Y el resto; una parte en activos alcistas (estar largos en 5 o 6) y otra parte en activos bajistas (estar cortos en 2). Claro que las circunstancias no siempre lo permiten o aconsejan, por eso se establece como una recomendación flexible, arbitraria y no como una regla firme.

 

Estar largos es la forma habitual de operar con acciones, comprar primero para vender más tarde a un precio mayor, ganando la diferencia. Para simplificar la operativa, los cálculos y que la mayoría de inversores e inversoras pueda aprender con este Método, sustituyo los cortos por ETFs Inversos (Fondos de Inversión Cotizados que replican un índice a la inversa), ya que son productos que se ofertan junto con las acciones por la mayoría de Bancos y Brókers, su operativa así como sus tarifas suelen ser prácticamente iguales a las de las acciones (consulte a su Bróker). De lo contrario para estar cortos necesitaríamos un Bróker especializado en otro tipo de productos financieros que nos permita vender primero, para comprar más tarde a un precio menor y ganar así la diferencia, como pueden ser los Futuros, CFDs, Forex, etc.

 

 

2. Cómo uso el Boletín con este Método.

 

 

stockvault-business-meeting-teamwork-concept176456

 

Un Boletín está a la venta solo mientras existe una oportunidad de inversión, después lo paso a la sección Carteras de Valores. Toda la información que necesito para realizar la inversión, está recogida en el Boletín, desde la compra hasta la venta. Se especifica qué acciones o ETFs voy a comprar, el rango del precio de compra adecuado y el precio de venta, tanto si sale bien (precio Objetivo) como si sale mal (precio Stop de Pérdidas).

 

Para la correcta diversificación y gestión del Riesgo conjunto, lo ideal y lo que aconsejo, es que se tengan varias estrategias en una misma cartera. En cuanto a los Boletines, usted tiene total libertad para elegir cuáles comprar o cuáles no. Pero siendo siempre consciente de lo que ello supone en cada caso; con una Cartera invierto más capital, pero diversifico el riesgo y puedo compensar las estrategias perdedoras con las ganadoras. Con una sola estrategia arriesgo menos capital, pero como el orden de los resultados de las estrategias es aleatorio, si sale mal no tendré otras estrategias en marcha que compensen la pérdida.

 

En cuanto al tipo de orden que se debe utilizar, es una opción personal, todas tienen sus ventajas y desventajas, consulte a su Bróker si no conoce los tipos de órdenes existentes, para así entender sus características y poder elegir en cada momento aquella con la que se siente más cómodo/a. Yo uso casi siempre "órdenes a mercado" y a veces "limitadas".

 

Para decidir el número de títulos que se deben comprar, uso la cantidad que estoy dispuesto a perder (Riesgo), y que se puede calcular fácilmente con la diferencia entre el precio de cotización de las acciones o las participaciones del ETF y el precio de Stop indicado en el Boletín.

 

Una forma muy sencilla, la que yo utilizo, para calcular el número de títulos, es usar en cada operación el 10 % del capital total de la cartera de valores, y el Riesgo que se va a asumir no debe superar el 10 % del efectivo (o nominal de la operación). De esta forma, las pérdidas en cada operación suponen el 1 % del capital total que conforma la cartera de valores, más los gastos inherentes a la compraventa por supuesto.

 

 


 

A modo de ejemplo:

 

 

-Imagine una acción que cotiza a 10 € y en el Boletín indico el Stop en 9,20 €. En este caso tengo un Riesgo de 0,80 € por acción en caso de que la estrategia salga mal. Pretendo usar 1.000 € para esta operación, bien porque quiero probar una sola estrategia, o bien porque tengo una cartera con 10.000 € y aplico el 10 % para cada estrategia.

 

-Tengo que el 10 % del nominal, o sea de los 1.000 €, son 100 €, estos son el Riesgo total que estoy dispuesto a asumir en esta operación. Si divido los 100 € entre 0,80 €, obtengo que se necesitarían 125 acciones. Estas 125 acciones a 10 € suponen 1.250 € de efectivo más los gastos que cobra el Bróker; imaginemos que la comisión, más el corretaje, más el canon de Bolsa e IBERCLEAR suman 10 € en la compra y otros 10 € en la venta, por tanto, necesitaré un efectivo de 1.270 € para comprar y vender estas acciones, sabiendo que si sale mal, perderé unos 120 €. Tenga en cuenta que los Bancos tradicionales suelen tener comisiones más altas que los Brókers especializados y las comisiones para valores extranjeros son más altas que para valores nacionales (personalmente creo que superar el 1% del nominal de la inversión en comisiones de compra o venta es inaceptable, lo óptimo sería buscar un Bróker, regulado y fiable, con costes por debajo del 0,5% del nominal).

 

-Puedo comprar el máximo número de acciones que me permite la gestión monetaria, las 125 acciones, o puedo comprar menos, por ejemplo 98 para que no superen los 1.000 € que tenía previsto gastarme, disminuyendo así el Riesgo al 7,84 % del nominal.

 


 

math-27670_640Tenga en cuenta que los cálculos previos no serán exactos al resultado de la operación real, son una previsión para tener datos que nos ayuden a decidir si la operación merece la pena antes de ejecutarla.

 

Si el Mercado está cerrado; haré los cálculos con el precio de cierre de sesión, pero el precio al que se ejecutará la orden es muy posible que sea distinto, ya que será el de apertura de la siguiente sesión y ese no lo conocemos.

 

Si el Mercado está abierto; y utilizo "órdenes limitadas", los cálculos previos no variarán apenas del resultado final, pero puede que no se ejecuten las órdenes, parcial o totalmente, quedándome fuera de la operación en caso de una compra, o al vender, no pudiendo vender en el Stop, aumentando así las pérdidas. Si utilizo "órdenes a mercado" tengo la certeza de que se ejecutarán, pero puede que a precios distintos, variando en menor o mayor medida el resultado de los cálculos iniciales. Una combinación de ambos casos puede ocurrir con "órdenes por lo mejor".

 

Conclusión: Los cálculos iniciales son una estimación, pero aunque no sean exactos a los resultados finales, son una muy buena aproximación para poder tener elementos de juicio suficientes para tomar una decisión sobre la que no hay certezas.

 


A quién va dirigida.

A quién va dirigida.

Puede consultar aquí las características y objetivos de esta web, así como la utilidad que tiene para la mayoría de inversores.