Diferencias entre ETF, ETC y ETN.

04/10/2017 - Diferencias entre ETF, ETC y ETN.

Diferencias entre ETF, ETC y ETN.

 

En general los ETPs (Exchange Traded Products), son productos eficientes, transparentes y económicos. Sin embargo, NO todos son iguales, NO todos son válidos para cualquier operativa y hay detalles y cuestiones importantes que debemos conocer para no llevarnos a engaños y hacer un buen uso de estos productos.

Antes de invertir en cualquier producto, para cumplir con nuestra responsabilidad como inversores debemos informarnos correctamente y comprender; qué es, como funciona y qué implicaciones conllevan. Solo así tendremos argumentos sólidos para decidir la conveniencia de operar con ellos, así como la forma correcta de hacerlo.

 

Recordemos del anterior artículo sobre los ETFs que en la nomenclatura ETP teníamos:

  • ETF; Fondos de Inversión Cotizados,
  • ETC; Materias Primas Cotizadas o Divisas Cotizadas,
  • ETN; Instrumentos de Deuda Cotizados.

 

¿Pero sólo se diferencian en el nombre?....... NO

Aparte de estas nomenclaturas, los ETFs y ETCs podemos dividirlos en dos familias:

  1. Réplica física, los que replican al índice o activo subyacente usando los propios activos.
  2. Réplica sintética, los que usan productos derivados tales como los futuros. Sin embargo, los ETNs siempre son de réplica sintética y usan Swaps y otros instrumentos de deuda titulizada.

Los ETPs que usan la réplica física tienen mayores garantías, pero también mayores costes y mayores errores de seguimiento del subyacente. Comprobará que muchos inversores y sitios web se refieren a los ETPs como ETFs, pero técnicamente NO los son y en la práctica hay una importante diferencia del ETF con el ETC y el ETN.

 

Un ETF es un Fondo de Inversión, llamémosle “normalizado”, y los ETC y ETN no lo son. Los Fondos de Inversión tienen una mayor garantía, pero NO todos tienen la misma, ni cumplen la misma normativa. El hecho de que sea un Fondo de Inversión “normalizado” implica que sus fondos no forman parte del balance de la entidad gestora, así en caso de quiebra no pueden usarse para pagar a los acreedores, se encuentran a salvo como parte del balance de una sociedad depositaria distinta.

 

No ocurre así en todos los ETCs, pues aunque algunos se constituyan como un Fondo, sus requisitos pueden ser distintos y sus fondos forman parte del balance de la compañía, así pues, en la práctica estaremos comprando deuda respaldada por el activo que use la gestora para replicar el índice o activo subyacente. En caso de quiebra seremos un acreedor más.

Ocurre también con los ETNs que son, directamente, instrumentos de deuda titulizada no subordinada y no garantizada (o no colateralizada) y en caso de quiebra del emisor podemos perder toda nuestra inversión. Aunque al ser deuda de máxima calidad (deuda Senior), en la liquidación de los bienes de la empresa, si tuviese suficiente, en el orden de prelación para cobrar estaríamos antes que los socios y accionistas.

 

Los ETFs ofrecen mayor garantía que los ETCs y los ETNs.

Como vemos, los ETCs pueden tener, y los ETNs tienen; un riesgo de crédito que no tienen la mayoría de ETFs. Pero no hay que dramatizar, hay que diversificar. Porque no nos engañemos, si compramos acciones de una compañía, y esta quiebra, seremos los últimos en cobrar cuando se liquide la empresa, por lo que muy probablemente perdamos toda nuestra inversión.

 

 

Lo primero que debemos conocer de cualquier producto, es la normativa y el organismo de regulación al que se subordina, para saber cuáles son nuestros derechos y a quién debemos dirigirnos en caso de problemas. Los ETPs pueden adoptar estructuras legales muy diversas que varían según los países donde está registrado el emisor.

 

Podemos observar como en la nomenclatura de algunos ETFs aparecen las siglas UCITS “Undertakings for Collective Investment in Transferable Securities”, que es el marco regulatorio desarrollado por la Unión Europea que define una normativa común para todos los fondos de inversión domiciliados en cualquier país miembro. Según esta normativa, todo producto de inversión con domicilio en la Unión Europea constituido como fondo de inversión o ETF debe satisfacer los mismos requisitos de diversificación, liquidez, garantías, documentación, etc.

 

Aquellos fondos de inversión que no cumplan con la Directiva UCITS podrán ser comercializados, pero siempre que no utilicen la palabra fondo “fund”. Es lo que ocurre en el caso de los ETCs, ya que un fondo que replique el precio del oro por ejemplo, no cumple con los requisitos de diversificación establecidos en la Directiva UCITS, además podría incumplir cualquier otro requisito.

 

Pero los ETFs no están exentos de riesgo...

Fuera de la Unión Europea no son tan estrictos a la hora de nombrar un producto como Fondo o ETF y esto hace que nos encontremos países donde existen ETFs que no cumplen los mismos requisitos regulatorios que los Fondos de Inversión. Por eso es importante leer la documentación y el folleto informativo del ETP en cuestión y conocer los mecanismos de garantías del país donde está registrada la gestora.

 

Las entidades registradas en España tienen la obligación de adherirse al Fondo de Garantía de Inversiones (FOGAIN) cuya finalidad es ofrecer a los clientes de las sociedades de valores, agencias de valores y sociedades gestoras de carteras la cobertura de una indemnización en caso de que alguna de estas entidades entre en una situación de concurso de acreedores o declaración de insolvencia por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores. La cobertura máxima es de 100.000 €. Se puede encontrar una lista completa de entidades adheridas en este enlace: https://www.fogain.com/entidades-cubiertas-por-el-fogain

 

Soy partidario de usar ETFs UCITS y no UCITS, ETCs y ETNs, siempre que se conozcan las ventajas, los riesgos y limitaciones de cada uno. Diversificando, usando Stop y utilizando una pequeña parte del capital acorde a la Gestión del Riesgo. ¡Pero ojo! NO son válidos para cualquier marco temporal ni para cualquier estrategia, esto lo veremos en los próximos artículos sobre estos productos.

Aplicación

Aplicación

Aplicación